Comunidad Religiosa

Hno. Silvino Schneider.

Hno. Nicolás Herrera H.

Hno. Jaime Ruiz S..

Asesor Unidad de Pastoral

Representante Legal
Director Comunidad Religiosa

Profesor de Religión

“Los Hermanos nos hemos asociado para el servicio educativo de los pobres, no por una iniciativa personal sino porque hemos sido llamados misericordiosamente por el Dios Trinidad en sus misteriosos designios a este ministerio apostólico, que nos hace servidores”

(Carta Pastoral 2013, del Hno. Álvaro Rodríguez E, Superior General).

Con estas palabras, el Hno. Álvaro inicia su carta anual para todos los lasallistas. Es un texto clarificador, que nos permite comprender qué es lo que debemos ser los Hermanos de las Escuelas Cristianas: Ministros de Jesucristo, a quienes se les ha confiado una misión muy particular y trascendente: Educar cristianamente a los niños y jóvenes.

Tal idea debe permear todo el quehacer de la comunidad religiosa, tanto en su práctica profesional como en su vida diaria. Ser testimonio de un trabajo que se reconoce como dado por Dios, a quien se obedece y por quien se dejan todas las demás cosas, materiales y afectivas.

Somos asociados, por lo que vivir juntos resulta entonces parte del carisma que nos identifica y que destacamos en el Hermanos. Asociados también con todas las personas que buscan los valores del Evangelio y que anhelan un mundo más fraterno y solidario.

Finalmente, comunidad de asociados que comparte la misión heredada de San Juan Bautista de La Salle, que reconocen que la participación en ésta no pasa primeramente por la valía personal, sino ante todo por la invitación que Dios nos hace y en la cual día a día nos sostiene, pese a nuestros errores y a las falencias que como humanos tenemos. Por ello es que damos gracias por hacernos partícipes de tan bella experiencia, pregonando a tiempo y a destiempo que la caridad de Dios se derrama en todos sus hijos e hijas amados.